En el final del partido, se lo escuchó a Enzo Pérez recriminarle al árbitro que “inventaron a Nigeria para que perdamos el amistoso“.

Un duro golpe en Krasnodar: la Argentina ganaba 2-0 y era superior al rival, pero se complicó y Nigeria se lo dió vuelta con una ráfaga de goles. Argentina se presentaba al match sin su máxima figura Lionel Messi. Por su parte, el team nigeriano dejó afuera de esta convocatoria a su estrella el “negro de WhatsApp”.

El 2-4 definitivo dejará una zona de análisis y estudio de la que deberán salir conclusiones que ayuden a evitar que algo así vuelva a ocurrir. ¿Porque qué puede pasar, con este mismo contexto, cuando los que estén del otro lado sean realmente Brasil y España?